¡no fumes!

martes, diciembre 12, 2006

efe e

Es la cosa más avasallante que existe. La fé mueve montañas, eso dicen las escrituras. La fé hace que un adulto que fué a la escuela sea capaz de pensar que dentro de él corre, en vez de sangre, la sangre de un hombre en chancletas que vivió hace dos mil años, al que nunca conoció, nunca ha visto, y nadie, absolutamente nadie cuestiona que esté mal de la cabeza. Si yo de repente dijera, que Vlad Tepes vive dentro de mí, y que desde ahí me habla, inmediatamente pasaría a ser diagnosticada como esquizofrénica. La fé es contagiosa y cura todos los males. La fé se viste con diferentes ropas y se convierte en perdón para el asesino de tu familia, en alegría en la habitación de un enfermo terminal, en confianza por un esposo infiel, en admiración por cualquier pederasta vestido como el hombre en chancletas que vivió hace dos mil años. La fé ciega, entumece, hace lo difícil llevadero y logra revivir muertos. No la conozco, y no entiendo de qué habla la gente cuando habla de ella, no la siento cerca ni la siento mía. Tal vez sí la tengo pero no tiene nada que ver con el de las chancletas, aunque el de las chancletas me cae bién. Sírvanse los detractores de apuntar aquí que de seguro entraré al infierno por mi falta de fé. Aunque en teoría, todos vamos al infierno, ya que todas las religiones del mundo poclaman que quien no cree, o no tiene fé en su doctrina, no será salvo, y como nadie puede pertenecer a todas las religiones, algún infierno te tocará vivir. Es una simple operación asociativa, como simple es reconocer que necesito un poco de fé, porque está de moda y me estoy quedando fuera de muchas fiestas por no andar con ella a cuestas, además, después de que el Vaticano pidió perdón a los negros por haberlos considerado por siglos miembros de otra raza que no era humana sino animal, la fiesta se va a armar mejor, porque habrá tambores y baile y mucha comida, pero sólo para los que tienen fé.

10 Comments:

Blogger pekerm4nn said...

que desgradable que nos hayan enseñado a pensar así, que si no tenemos FE nos vamos al infierno... han hecho de nuestro cerebro un manojo de creencias estúpidas que no nos dejan vivir felices, y han orientado nuestra conciencia hacia una falsa FElicidad...

12 diciembre, 2006 14:28

 
Blogger lagitti said...

Lo fabulosamente tripeante de la vida es la diversidad, de todo. Yo estoy en total, 100% desacuerdo contigo. Yo sí tengo fe, yo sí creo, no con el sentido de intimidación que los colegios y las iglesias te infunden desde niño, sino con una auto-descubierta fe. que descubrí tras años de rechazo, de negación pero más de indiferencia que otra cosa. Explicarla? no entro en esa. hablar sobre ella? tampoco. sí ser una muestra. como un anuncio ambulante masomeno.

12 diciembre, 2006 17:14

 
Blogger Montirul said...

Yo tengo fé en que todo eso pronto cambiará...
(jajajaja)
ANYA!! esto es algo serio..
Come on!
:)

12 diciembre, 2006 17:55

 
Anonymous Anónimo said...

Fe tiene el monaguillo en el cura y se lo come.

12 diciembre, 2006 22:44

 
Blogger kala said...

Bueeeno, hay que agarrarse de algo y creo que cada quien se agarra de lo que conoce desde chiquito o de lo que mientras crece confirma y lo hace suyo.
Me gustó mucho este post beibi.

13 diciembre, 2006 11:53

 
Anonymous Anónimo said...

Tanto la fe como el mismo dios sólo habitan en la cabeza de los hombres, que pueden creer tanto en el hombre de chancletas de hace dos mil años, como en el Hombre Araña, no hay mayor diferencia...

13 diciembre, 2006 17:04

 
Blogger gatopedrense said...

erejes!!! la maldicion caerá sobre ustedes!!
10 horas seguidas de el club de Tom y Jerry... pero sin dibujitos... 10 horas de copetes de Alejandro Camino!!!

20 diciembre, 2006 11:04

 
Blogger Nessa said...

yo siempre he dicho que hay que creer en algo y el creer en algo, te hace tener Fe en lo que pueda pasar, sea bueno o malo :p

27 diciembre, 2006 15:24

 
Anonymous Anónimo said...

¿Por qué hay que creer en algo?

03 enero, 2007 16:41

 
Blogger Upperlink said...

Ni yo que tengo de eso creo que sea imperativo asignarse una fe, ya sea de moda o antigua... no creo que sea obligatorio creer en algo y ni siquiera creo estar convencido de tener una pequeña parte de la razón en nada, por el hecho de ser creyente en mi propia versión de la historia... pero al final yo busco entender las cosas por mi cuenta como lo hacen miles más. con o sin chancletas...

24 abril, 2008 12:36

 

Publicar un comentario

<< Home