¡no fumes!

lunes, septiembre 26, 2005

el blanco de los ojos


el blanco de los ojos
Originally uploaded by biancamorrison.
Llegaron amontonadas en una enorme sombra, salieron de la matriz de esa ciudad tan olvidada y oscura. Una sombra que arropaba trece montañas enormes e inescalables y recogía a las camaradas en el camino. Un camino cinco de la tarde, un camino rodeado de un bosque muerto, con árboles de ramas retorcidas y negras, y un piso del que no se podía recoger nada.
El niño había salido como todas las tardes a columpiarse al jardín, con mucho cuidado, como le advertía siempre la voz. Hoy, sin embargo, decidió sentarse de espaldas al portal, porque la casa tenía un nuevo adorno que a él le gustaba mucho. Como un hacha gigante le atacaron por la espalda. Una a una se fueron adhiriendo a su piel para chupar su enferma sangre. Logró incorporarse, pero no por mucho tiempo. Satisfechas, se marcharon. El prefirió quedarse tendido en el suelo, porque la tarde estaba muy fresca.

"Ari", "negro" y "el blanco de los ojos" es un tríptico terminado de escribir e ilustrar en el verano del 2001, gracias a Hagrid.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Cuando es que nos vamos a juntar para que me expliques este escrito ?

27 septiembre, 2005 12:44

 
Blogger Laura said...

Y cada vez que salen no tienen la dicha de sorber algo tan dulce ni de agotar a un niño hasta hacerlo fantasma. Eran muchas, demasiadas. Siempre vienen juntas. Siempre vienen arrimadas. Pisoteándose unas a otras como si la meta fuera lo único verdadero,

La tarde está fresca, y aún el pelambre de Hagrid se ha dado cuenta...

27 septiembre, 2005 13:54

 
Anonymous hagrid said...

Las gracias sobran...

30 septiembre, 2005 14:30

 

Publicar un comentario

<< Home