¡no fumes!

martes, noviembre 08, 2005

prohibido decir palabras que empiecen con e

coquito

Ella cumplió 7 años el pasado 30 de Octubre, y esa misma ella que llevé en el vientre poco menos de nueve meses, se levantó esta mañana y mientras se cepillaba los dientes, sintió un dolor extraño, yo la revisé, y ¡oh sorpresa!... tenemos un diente flojo... ¡finalmente! ella que pensó que no iba a mudar nunca, sobre todo después de que María Eugenia, que nació el mismo día que ella, se hizo con todos los juguetes que le ha dejado el ratoncito. Amelia, al darse cuenta de que ya va a poder poner esos dientes debajo de la almohada y a cobrar lo del ratón, que según ella es mejor que el hada de los dientes porque deja juguetes en vez de dinero, empezó a cantar de la alegría, la famosa canción de 31 minutos “diente blanco no te vayas”, fué cantando y sonriendo y repitiendo a ritmo de cha cha cha “¡ten-go-un-dien-te flo-jo!” todo el camino al colegio. Amelia ha sido como una amiga cool medio loca que siempre me deja sin palabras, recuerdo que con apenas 3 años le descubrí en el cuello un nuevo lunar, un día de esos en que nos despertamos en besuqueo, y le dije... “qué lindo lunar... ¿sabes de qué me dan ganas cuando te veo ese lunar? de darte muchos besos, muchos besos, muchos besos” y así lo hice, ella extasiada, respondió... “¡ay! mañana se lo enseño a mi novio”. Sí, su novio Jeffrey, se hacían cosquillas mutuamente desde los dos años pero cuando llegaron a los cuatro, Jeffrey entró en esa edad en que mencionar a una niña y a un sapo era la misma cosa. Ese coquito, como la bautizó su papá desde el día que nació por pelona, me hizo pasar más de una, un día fuimos a medirle un vestido a la modista y era ya de noche y pudimos ver por la ventana unos fuegos artificiales, la impresión fué tan fuerte que ella gritó con un acento bién Vázquez “¡¡¡ mierrrrrrrrrrda !!!” solo atiné a pensar “gracias tía Lourdes”, ese día ella estaba como en una bajadita en neutro, y yo, bueno,me gustaría decir que estaba estresada, pero no, lo triste es que era un día común y corriente, íbamos mi hermanita, Lourdes (Tita para sus sobrinos) Amelia detrás, yo conducía, hicimos varias paradas, en una de esas, cuando abro la puerta para que ella se suba, le doy las indicaciones de lugar... “Amelia, rápido, siéntate, pega la espalda del asiento de atrás, ponte el cinturón, y estate tranquila”. todavía a mil por horas empezó a hablar como loro, no sé, iba en una ese día. Mi hermanita le dice... “pero Amelia... ¿te tragaste una cotorra hoy?” ella le responde “ay Tita, es que estoy histérica”. Yo, que hasta ese momento solo escuchaba, le dije con tono de madre condescendiente... “ay Amelia, pero... ¿tu sabes lo que es una persona histérica?” a lo que ella responde... “sí, una persona que dice: rápido, siéntate, pega la espalda del asiento de atrás, ponte el cinturón, y estate tranquila”. Claro, y según Cat la histeria se la transmito a mi hija, que se muere antes de salir sin combinar bién su ropa de la casa. Los cuestionamientos que me ha hecho en estos siete años, sobre todo cuando estaba aprendiendo a vivir, a pensar, como el día me escuchó decir “ese lugar estaba desolado” y me preguntó, “mami, ¿un lugar desolado es un lugar que no tiene sol?” su construcción de palabras, construcción de símbolos, cuando estaba aprendiendo a leer, empezó por las vocales, por supuesto, paseando un domingo, vimos un letrero de “no estacione”. Amelia lo miró y lo “leyó” muy segura de sí misma “prohibido decir palabras que empiecen con e”. Mi hija, mía, aunque ella me ha dado lecciones de lo contrario “¡cuando yo era pequeña no veía tanta televisión!” ella me mira y me contesta “ah, pero por eso es que tu te llamas Angie y yo Amelia, porque somos diferentes” ¿como contestar? si tiene razón. Me gustaría mirar hacia atrás y decir cosas bién fresa como “amelia es una llama que enciende mi vida, su sonrisa es como blah blah blah” pero en realidad, como siempre dice ella, “la verdadera verdad” es que es mi amiga cool medio loca.

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

y te falto contar de su preocupacion con los medio hippies, que no le gusta el pelo largo y los aretes en los hombres, que no soporta mis lunares (le dan cosa) y que le tiene terror a los AMET.....

09 noviembre, 2005 08:37

 
Blogger Montirul said...

Ahhhh... la amelia!

09 noviembre, 2005 09:57

 
Blogger lagitti said...

Ay los niños de estos tiempos! me encanta que ellos aprenden hasta lo que no queremos enseñarles (:rapido, pega la espalda del asiento.... je je je ). Está como Alma que le pregunto: "Alma, cuéntame cómo te fue hoy?"- Alma: "Uno, do, tre, catro...".... qué te digo?

09 noviembre, 2005 12:46

 
Blogger BESTIARIO said...

Que tremenda!!!!

11 noviembre, 2005 08:21

 
Blogger Eigna said...

Ay dio... me acabo de acordar de "¡mi cd de Shreck!" pero ese lleva método onomatopéyico, así que se los cuento en persona. Es muy divertido.

11 noviembre, 2005 09:09

 
Anonymous Katz said...

Ha sido un deleite leer las anécdotas de Amelia (me imagino la cara de Angie con cada frase, jajaja)... ansiosa por ver "Amelia Part II".

15 noviembre, 2005 03:45

 
Anonymous Anónimo said...

LA AMELIA SIEMPRE BELLA, SONRIENTE, ENIGMATICA...COMO SU MADRE-DULCE/HISTERICA/MARAVILLOSA..
CUIDANOS MUCHA A LA OJUITA LINDA ;)

18 noviembre, 2005 16:32

 

Publicar un comentario

<< Home